Factoring con Dicom

factoring con dicom

Cualquier persona que se encuentre en Dicom sabe lo difícil que se vuelve acceder al mercado financiero, tanto para obtener un préstamo como así también para llevar a cabo actividades comerciales o acceder a la  contratación de servicios.

Prácticamente las puertas de los Bancos estarán cerrados para estos individuos, debido a que estas entidades no verán con buenos ojos prestar dinero u otorgar cualquier otro beneficio a alguien que no tiene la liquidez suficiente para afrontar sus deudas.

Entonces, ¿qué puede hacer una empresa que necesite contar con dinero pero que figura en el Boletin Comercial como moroso?. La solución a este problema es el Factoring con Dicom.

Factoring con Dicom en Chile

Dado que las personas naturales y empresas que aparecen en Dicom no pueden solicitar un préstamo en los canales convencionales, en el caso de requerir un adelanto de dinero deben buscar alternativas.

Afortunadamente, el Factoring es un procedimiento legal en Chile que está estipulado en la Ley 19.983, mejor conocida como la Ley de Factoring, la cual regula este tipo de préstamos.

Una de las características de esta modalidad es que este movimiento de dinero no queda registrado en DICOM, por lo que la misma no influye ni negativa ni positivamente en la reputación de la empresa que pide financiamiento.

Lo que no todo el mundo sabe es de qué se trata y cómo funciona. Veámoslo.

¿Qué es el Factoring?

El factoring es un mecanismo que se asemeja a un préstamo personal, lo que hace que existan dos actores en este proceso: una persona que necesita dinero y otra persona que lo tiene y puede prestarlo.

Sin embargo, a diferencia de un crédito convencional, la persona que solicita el préstamo lo cancela de antemano otorgándole al prestamista sus facturas por cobrar y esto es lo que hace que sea una excelente alternativa para financiarse estando en Dicom.

Es decir, dado que la persona que necesita el dinero no puede pedir un crédito bancario por tener deudas, le entrega a la empresa que le presta el dinero las facturas que va a cobrar por los servicios que ofrece. Este tipo de mecanismos tienen sentido cuando esas facturas se cobran a los 60 o 90 días.

¿Cómo funciona el Factoring en Chile?

Este mecanismo funciona gracias a un proceso conocido como factorizar facturas: la empresa que necesita el dinero vende sus facturas a cobrar por dinero inmediato, obteniendo un 90% del valor de las mismas en el acto.

La mejor forma de entender cómo una empresa puede obtener liquidez mediante el factoring y cómo juega un papel fundamental esta técnica cuando la misma se encuentra en Dicom es mediante un ejemplo:

Ejemplo de Factoring:

Supongamos que la empresa A se dedica a la creación de páginas webs y cobra por sus servicios a 90 días.

Durante este mes ha realizado varias entregas a sus clientes pero la facturación del servicio se dará dentro de 3 meses.

Si la empresa A necesita contar con dinero para pagar los servicios de luz, agua o bien, para pagar sueldos, deberá solicitar un crédito.

Como la compañía se encuentra en Dicom, no puede pedir plata a un Banco por lo que decide optar por el procedimiento de Factoring.

Bajo esta modalidad, una empresa B le prestará el dinero que A necesita y, a cambio, A le dará las facturas por las páginas web que realizó este mes. Es decir, le «vende» sus facturas.

Durante esta transacción, B le adelanta el 90% de las facturas que A le vendió. Ese 10% restante es la ganancia de B.

Ventajas y Desventajas del Factoring

Ventajas
  • Es un procedimiento muy rápido: por lo entre las 24 horas y 1 semana ya se tiene el capital disponible.
  • No genera deudas: al tratarse de un modelo parecido a una compra venta (una empresa vende sus facturas por cobrar a cambio de liquidez), no se registra en Dicom.
  • Permite capitalizar a empresas nuevas o startups: todos aquellos que no puedan conseguir un préstamo en un banco por no tener historial crediticio, pueden utilizar este mecanismo para obtener ingresos.
  • La empresa se desliga de la gestión de cobranza de sus facturas impagas, ya que esta parte quedará a cargo de la compañía de Factoring.
Desventajas
  • Es un procedimiento más caro si lo comparamos con un crédito convencional. No se habla de tasa de interés porque no hay una deuda de por medio, pero el monto que se obtiene es algo inferior a lo que se obtendría con un préstamo en comparación con el dinero que se termina dando en contraprestación (en este caso, el monto de las facturas).

Empresas de Factoring en Chile

Existen varias empresas que trabajan bajo esta modalidad que se encuentran reguladas bajo la Ley de Factoring. Algunas de ellas son:

  1. Chita
  2. Todo Factoring
  3. Arrayan Factoring
No Más Deudas